A pesar del anunciado “cambio de actitud” del gobierno de Pedro Sánchez, este mes habrá un nuevo trasvase del Tajo al Segura

0 10

A pesar del pregonado “cambio de actitud” en materia hidrológica del nuevo gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez, la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura aprobó ayer un trasvase de 20 hectómetros cúbicos en este mes de agosto“para atender las necesidades hídricas de las cuencas receptoras”, según anuncia el Ministerio para la Transición Ecológica en un comunicado.

La resolución de la Comisión técnica, responsable de aplicar las reglas de explotación del acueducto, llega después de que en su última reunión, celebrada el 11 de julio, se constatara el nivel 3 de los embalses en la cabecera del Tajo (Entrepeñas y Buendía), que implica que se pueda autorizar un volumen máximo de 20 hectómetros cúbicos por mes de forma discrecional, pero motivada.

Debido a ello, la Comisión tuvo que preparar un informe sobre la situación del sistema que se tuvo en cuenta en la reunión de ayer, a la hora de aprobar el nuevo trasvase al Segura, junto a la previsión de la futura evolución de las reservas de los embalses de Entrepeñas y Buendía para el próximo semestre.

Según el Ministerio para la Transición Ecológica, la medida se encuadra en sus actuaciones de gestión sostenible, según lo previsto en la Ley para Abastecimientos Urbanos, que busca incrementar la autosuficiencia de los territorios haciendo uso de todas las fuentes disponibles.

Rechazo desde Castilla-La mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha rechazado el nuevo trasvase y ha advertido que seguirá defendiendo los intereses de la región “gobierne quien gobierne”.

En este sentido, Page asevera que “por encima de todo está nuestra tierra, por lo que desde Castilla-La Mancha rechazamos el nuevo trasvase aprobado por el Gobierno central, porque es tan injusto como todos los que hizo Rajoy pero en este caso, además, es incoherente con la nueva política de agua que se había anunciado”.

En esta misma línea se ha pronunciado la consejera de Fomento, Agustina García, que ha reconocido sentirse “defraudada con la ministra Teresa Ribera, tras este cambio de rumbo en la postura frente al trasvase que durante unas semanas había sido esperanzador”.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos − 1 =